Como limpiar los cubiertos para una mayor durabilidad

Limpiar Cubertería

La cubertería es un elemento principal en nuestras cocinas, y si tenemos los suficientes cuidados lucirán mucho tiempo como nueva. Para ello hay que tomar algunas precauciones en la limpieza y trato de la cubertería y a continuación os dejamos algunos consejos:

Siempre es mejor lavar los cubiertos antes del primer uso. Igual que mejor lavarlos justo después de utilizarlos, para que el resto de las comidas no se pegue, igual que los ácidos y salados pueden manchar tus cubiertos si los dejas mucho tiempo sin lavar.

Lavado a mano:

Para lavarlos utilizar siempre agua caliente, jabón neutro y una esponja suave o un trapo. Pasarlos bien de agua caliente después de lavarlos, ya que el jabón puede hacer que los cubiertos se vuelvan opacos. Muy importante secar los cubiertos con un paño suave porque si se dejan secar solos a menudo quedan con manchas y sin brillo.

Como eliminar los rayones o manchas por sobreexposición de calor de tus cubiertos. Utiliza aceite de oliva para eliminar esas manchas, también puedes enjuagar los cubiertos con soda o jugo de limón. Frotar con una toalla húmeda para eliminar.

Para pulir los cubiertos mejor con vinagre de cidra o vinagre blanco sin diluir, humedecer un paño o un trapo suave y a frotar los cubiertos para darle brillo. A veces hay que lavar los cubiertos varias veces para que te queden limpios y brillantes.

Lavado en el lavavajillas:

Los fabricantes no suelen recomendar usar lavavajillas, sin embargo si los lavas sacarlos justo después del ciclo de enjuagado y secarlos a mano con un paño o trapo de cocina.

Precauciones:

  • No uses un limpiador dañino o abrasivo que contenga cloro. Evita usar alcohol o agentes limpiadores en tus cubiertos de acero inoxidable.
  • Evita usar una lana de acero para frotar las manchas. Solo dañarás la superficie y el acabado de tus cubiertos.
  • No permitas que tus cubiertos se calienten de más. Por ejemplo, no lo dejes en una estufa caliente o los uses para revolver comida en una olla hirviendo.
  • Debes tener precaución extra cuando limpies los cubiertos de acero inoxidable con chapa de plata. Esta causa diferentes interacciones con detergentes y puede causar daños permanentes al acabado de tus cubiertos.
Compartir: